Entrevista a Daniel Castro: ”Si das una primicia en una red social, sin chequearla antes, o no sos periodista o no aprendiste lo más importante”

ENTREVISTA

Daniel Castro es periodista y trabajó desde 1987 en medios de comunicación, comenzando en la radio y la televisión de Tacuarembó. En el año 1994 ganó el concurso convocado por la televisión estatal SODRE, integrándose ese mismo año al departamento de informativos(1994-1995). Desempeñó tareas periodísticas en Radio Sarandí e ingresó en 1996 al equipo periodístico de Monte Carlo Televisión.

Tuvo a su cargo la coordinación de noticieros y el espacio de entrevistas del primer informativo del día. Integró en el año 2000 la mesa de redacción del Semanario El Día. Ese mismo año es designado periodista del departamento de prensa de Radio Monte Carlo. En el año 2003 fue el productor del programa empresarial Modelo para Armar en Radiocero. En el año 2004 dirigió el programa empresarial Te Veo Emprender, en Televisión Nacional. Durante dos años (2014 a 2016) fue director de La Mañana de El Espectador. Además, ejerció tareas docentes en la Universidad ORT y actualmente conduce Telenoche, el informativo central de Monte Carlo Televisión y el programa periodístico Todas las voces.

Debo reconocer que no lo conozco personalmente pero cuando estudiaba periodismo en la facultad era uno de los periodistas que tenía como referencia. Es un verdadero placer realizar esta entrevista para mi blog y agradezco mucho a Daniel que enseguida se puso a disposición y respondió las siguientes preguntas:

1) ¿Qué importancia tienen las redes sociales en el día a día en tu profesión?

Tienen una enorme importancia. Son mis primeras referencias del día y al tenerlas incorporadas al teléfono, éste actúa como un sextante. Me orienta en la navegación diaria a la que me lleva mi profesión.

2) ¿Qué redes sociales usas habitualmente?

Twitter me resulta la más útil y la que uso con mayor frecuencia. Con Facebook no me termino de familiarizar, por lo tanto opera como una cuenta espejo de Twitter, más allá de que ahora logré crear una “fan page” que se llama Uruguay Amable y allí estoy poniendo empeño en hacer algo diferente. También creé un par de cuentas en Instagram y vuelco alguna información en Linkedin. Fui activo en YouTube con algunas entrevistas, pero ahora eso está en suspenso.
 
3) Sos uno de los periodistas de nuestro país con mayor número de seguidores en Twitter. ¿Cómo definirías a esta red social desde el punto de vista periodístico?
 
Esa red social es, hoy en día, mi herramienta preferida por varios motivos. Uno de ellos es que me orienta sobre los caminos por los cuales transita la información del día. Por otro lado, tengo seguidores, pero a su vez sigo a mucha gente. Y en la interacción (a veces interna) está el mayor potencial de la red. Allí surgen muchos datos. Lo más importante es considerar que es una fuente enorme de noticias, pero que como todas las demás, merece apelar a las técnicas de rigor en periodismo. Esto es: dudar siempre, chequear, confirmar, comprender y recién luego, comunicar. Te obliga a estar en alerta permanente.
 
4) ¿Crees que se está sacando partido a las redes sociales en los medios de comunicación o queda mucho por hacer?
 
No soy experto en el tema y desconozco si los medios en general están optimizando el recurso. Sin embargo advierto que ya no quedan dudas en cuanto a que hay que tener presencia en las redes. Y cuando digo tener presencia, no me refiero solo a estar, sino también a “interactuar”. Tenemos una fenomenal posibilidad de estar en línea directa con nuestros públicos, es comunicación de ida y vuelta, con el valor que eso tiene. Yo le asignaría una importancia sustantiva.
 
5) Hay una necesidad en la actualidad de dar a conocer una primicia a través de las redes sociales. ¿Esto puede atentar muchas veces con la veracidad de la noticia?
 
Si das una primicia en una red social, sin chequearla antes, o no sos periodista o no aprendiste lo más importante. Para esto vale aquello de que “el que se precipita, se precipita”. El dilema es contener el torrente de adrenalina que te ahoga , cuando tienes una noticia que crees que es primicia. Es difícil, pero lo más importante para un periodista o un medio es su credibilidad. Prefiero confirmarlo e informarlo. En esto no gana el que lo da primero, sino el que lo da mejor.
 
6) ¿Sos de leer el diario papel y también online? ¿Cuáles ves que son las principales diferencias?
 
Me encanta el diario papel. Esa sensación de sorprenderte siempre con un dato o una noticia, conforme avanzan las hojas, es incomparable. Y si eso lo haces, como lo hice durante muchos años, bien temprano en la mañana, y con un mate, es casi un éxtasis. Pero en estos tiempos, lo práctico es la red. Entonces a veces todo termina en una combinación.
 
7) ¿Cuánto inciden hoy en día las redes para que un candidato presidencial gane o pierda las elecciones?
 
No lo se, pero son un soporte vital en las campañas. El sistema político ha incorporado a las redes y ya no puede prescindir de ellas. Los gobiernos las observan, las estudian y las investigan como un monitor más. En algunos casos, como en la victoria de Obama, se le asignó una fuerte importancia al trabajo en las redes. Ahora la inteligencia aplicada a los datos, la “big data” y todo ese océano que se nos hace intelectualmente inabarcable a los “comunes” parece ser la clave ahora para ganar. Aunque en política, actividad humana intransferible, siempre puede jugar el factor “torpeza” para perder.
 
8) ¿Qué le recomendarías a una persona en la actualidad que quiera dedicarse a los medios y ser periodista?                                                                                                                  
Si quiere dedicarse al periodismo, y quiere hacerlo bien, deberá saber que el desafío es embarcarse en una balsa para navegar en un mar de dudas. Dudar es lo que mantiene encendido el fuego sagrado de esta profesión, para la que no hay días ni horarios normales. Lo apasionante es que la rutina es el cambio. nunca un día será igual a otro. Como en tantas profesiones, nunca se termina de aprender, y a veces queda la sensación de que lo que se sabe es equivalente a casi nada. Y la recomendación es que, si no está seguro de su vocación, y quiere hacer dinero, elija otra profesión.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s