Siempre quise ser emprendedor

proposal

Desde chico a los 12 o 13 años soñaba con ser periodista, trabajar en la redacción de un diario, en un estudio de radio o televisión, pero también me gustaba la idea de ser emprendedor. A esa edad no sabía bien que tipo de negocio podía emprender, pero recuerdo que me grababa con un cassette y jugaba a tener un propio programa de radio musical. Eso me llevó a que mis padres me preguntaran porque me grababa y tenía un programa que no lo escuchaba nadie, hasta que les dije que era algo que me gustaba hacer. Creo que desde ese entonces empezó a renacer mi lado emprendedor, de querer hacer lo que me hacía feliz, sin importar las opiniones de los demás.

De adolescente no sabía bien lo que quería, estudié humanístico en el liceo y posteriormente me anoté a la licenciatura en ciencias de la comunicación. Sabía que mi futuro iba a estar relacionado a la comunicación, por lo que me especialicé en periodismo y terminé la carrera cuando tenía 24 años. Recuerdo que en ese entonces hice algunas prácticas y pasantías en programas de radio, pero se me dificultaba conseguir un trabajo fijo en esa área. Después en el año 2010 hablando de lo laboral con una persona que me ayudó en algunos temas personales, me aconsejó porque no me animaba a emprender, ya que nadie me daba la oportunidad de trabajar de lo que me gustaba.

Debo confesar que eso lo tomé solo como un consejo, no me sentía apto para emprender y tampoco tenía una buena idea, pero igualmente necesitaba trabajar. Entonces empecé a buscar trabajo, tuve mis primeras entrevistas laborales y empecé a trabajar en diferentes lugares que no tenían nada que ver con mi profesión y lo que había estudiado.

Algunos trabajos me gustaban más que otros, pero no me sentía completamente feliz en el plano laboral y era consciente que emprendiendo estaba mi futuro, me tenía mucha fé. Sin embargo, no me animaba a hacerlo, y eso es algo que le suele pasar a muchos emprendedores. El miedo, el que dirán, dejar un trabajo fijo, todas esas cosas me hacían dudar de tomar una decisión.

Por el año 2012 me hice una cuenta de Twitter y me empezó a gustar todo lo relacionado al Marketing Digital, el social media. Antes había realizado un postgrado en Comunicación Organizacional y tuvimos una materia que tenía relación con lo digital. Entonces empecé a seguir referentes en el área, portales de marketing, también asistí a diferentes eventos y a relacionarme con personas de esa área. Además hice un curso sobre Community Manager en un instituto, donde aún sigo en contacto con el docente y a veces vamos a tomar un café a intercambiar diferentes experiencias. En ese momento estaba sintiendo algo que no me pasaba antes, estaba descubriendo mi vocación, lo que verdaderamente me gustaba, me apasionaba y a lo que quería dedicarme.

La decisión tardó en llegar y fue en setiembre de 2015 cuando decidí emprender este nuevo camino que me cambió mucho en lo personal y profesional. Renuncié a un trabajo, a un sueldo fijo, pero sabía que ese era el momento para hacerlo. Los momentos para hacer determinadas cosas son fundamentales y para emprender también. Me hice un blog y es una de las cosas que más me gustan de mi trabajo, en realidad no lo tomo como un trabajo, sino como algo que me llena hacer cada semana. Cada uno de los POST que escribo o las diferentes entrevistas que hago las trato de hacer con la mayor profesionalidad posible.

Además desde que trabajo como profesional independiente o freelance estoy desarrollando mi Marca Personal. No solamente en el blog, sino en las redes sociales en las cuales estoy presente y también en el plano offline. Trabajar mi Marca Personal me hizo salir de la zona de confort,  aumentar la capacidad de comunicación con otras personas, a hacer más disciplinado y a diferenciarme de los demás y ser auténtico.

Esta es mi historia profesional y espero que les sirva a todas aquellas personas que quieran tomar este camino y que no se ániman a pegar ese gran salto, porque si hacés lo que te gusta ya ganaste. No importa lo económico, cuantas horas le dediques o si tenés o no un jefe. Cuando hacés lo que te gusta se nota y te genera adrenalina, vas a ver como tu corazón palpita más rápido cuando un nuevo proyecto o desafío se avecina.

El éxito para mi es hacer lo que te gusta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s