Entrevista a Roberto Balaguer: “Consumimos mucha más información de la que verdaderamente necesitamos.”

Entrevista a Roberto Balaguer

Roberto Balaguer Prestes es profesor de la Universidad Católica del Uruguay y del CLAEH en posgrados de Educación. Es Mágister en Educación por la Universidad ORT y actualmente lleva adelante un Doctorado en la UBA de Argentina. Es Psicólogo por la UDELAR y postgraduado por la  Universidad de Minnesota, EEUU. Ex Investigador del Sistema Nacional de Investigadores (ANII) y consultor en distintas temáticas vinculadas a Tecnología, Educación y Juventud se desempeña como Director del Programa Link.spc en St. Patrick’s College, Montevideo, Uruguay. Ha dictado innumerables talleres y conferencias en Uruguay, así como también en casi toda Latinoamérica y  España. Es autor de siete libros sobre cibercultura,siendo el último ”Vivir en la Nube: Adolescencia en tiempos digitales, coautor en varios y tiene más de 50 artículos publicados en revistas especializadas. Página web www.robertobalguer.com.

A continuación les dejo la entrevista que le realicé a Roberto Balaguer a quien agradezco por su buena disposición y haber respondido estas preguntas para mi blog:

1) En tu libro ”Vivir en la Nube: Adolescencia en tiempos digitales” das a conocer el concepto de Bulimia Informativa ¿De qué se trata?

 El concepto de bulimia informativa se refiere a la dificultad actual de las personas para poner freno al atracón compulsivo de datos que satura la mente. Nos referimos con el término bulimia informativa a atracones diarios de likes, favoritos, WhatsApp y de actualizaciones de estado en Facebook, Instagram o Snapchat. Todo esto sumado al visionado de videos, la lectura de tuits relevantes y de los otros, chequeo de portales de noticias, mail, etc. Todo eso forma parte de nuestra dieta cognitiva actual y no siempre somos reflexivos al respecto del tiempo que le dedicamos y a la cantidad de información que consumimos. Consumimos mucha más información de la que verdaderamente necesitamos.

 2) ¿Cómo ha cambiado la forma de sociablilizar de las personas a través de la llegada de internet y las redes sociales?

 Enormemente. Hoy, más que nunca en la historia, las relaciones se han mediatizado al extremo, lo que trae consecuencias de todo tipo para las formas de conocerse, atraerse, vincularse y también ignorarse, pelearse y reconciliarse o extrañarse. Internet está en el medio de las relaciones sociales, especialmente de los sectores más jóvenes, pero también en las nuevas generaciones de padres. La vida de los jóvenes  está fuertemente atravesada por la tecnología del celular que es donde confluyen todas las redes. El tiempo libre, la socialización, la diversión, buena parte de la vida social está pautada por la tecnología, especialmente por el acceso a internet a través del celular. Las redes son una herramienta de socialización fantástica. Permiten ampliar los círculos sociales y el intercambio con personas que, de no mediar la tecnología, jamás conoceríamos, como es el caso concreto de los ídolos. Las actividades que  desarrollan los jóvenes en la pantalla del celular son muy variadas pero muchas de ellas tienen que ver con la socialización. Las redes sociales están marcando un cierto cambio de época que han generado cambios en los conceptos y alcances de la privacidad y la intimidad a partir de ellas.  Estos dos son conceptos de época, como son los de hombre público y privado, donde las tecnologías tienen mucho que ver en los cambios que se observan.

3) ¿Por qué las personas necesitamos compartir nuestra vida a través de las redes sociales?

 Es una necesidad cultural actual. Las personas están volcadas y comunicadas con los otros, las veinticuatro horas. No conozco a nadie que no diga que Facebook es un chusmerío, pero igual, aun así participa, porque forma parte de la cultura actual, nos guste o no. Es el conventillo  de la aldea global, imaginada por McLuhan en los sesenta. La tribu ahora se ha globalizado. El cotilleo, el chusmerío, que antes se daba con el panadero, la peluquera, el portero, ahora es con cualquiera con quien compartimos nuestra red de contactos. Somos seres sociales y hoy contamos con tecnología que nos permite comunicarnos y al mismo tiempo participar de entornos sociales en los cuales aquello que compartimos es nuestra carta de presentación y un vehículo para nuestra reputación. Hoy compartir algo no es solo algo social, sino que también involucra nuestra identidad digital y nuestra valía en el mundo digital.

 4) En muchos jóvenes depender de la tecnología se ha vuelto en una adicción. ¿Cómo se puede combatir esa adicción y qué le recomendás a aquellos padres que sus hijos son hiperconectados?

 Los celulares alejan a los cercanos y acercan a los lejanos. Son paradojas de la tecnología que amplía los círculos sociales pero vuelve invisibles a los que están a un metro. El que se torna “adicto” se aísla del entorno familiar y pierde interés en cualquier otra actividad y esta pendiente de los likes, la aprobación social. Las personas están pendientes de la conexión y de la actividad que desarrollan allí y de esa aprobación social. Se observa ansiedad, falta de concentración, pensar todo el tiempo en su adicción, dificultad para hacer otra cosa que no sea esa, síndrome de abstinencia si no está conectado, irritabilidad, mayor ansiedad.

Muchos jóvenes están pendientes de la conexión y de la actividad que desarrollan allí, sienten que por fuera de la conexión, no hay mundo. El adicto se aísla del entorno familiar y pierde interés en cualquier actividad que no sea la adictiva. La conexión le va consumiendo su vida. Igual, hay que señalar que es difícil hablar de adicción a las redes sociales, por más que sean muchas horas las que transcurran frente a la pantalla. Técnicamente no es un diagnóstico y más si vemos que una amplia parte de la población lo hace. Se trata de algo cultural, es como si dijéramos que somos adictos a la electricidad, y sí, en parte, lo somos, nuestra cultura se basa en ello y ahora también en Internet.

Lo que sí vemos es que la vida de los jóvenes  está fuertemente atravesada por la tecnología. Su tiempo de estudio, el tiempo libre, la socialización, el juego, todo está pautado por la tecnología, especialmente por internet y las redes de pares y eso lo hace tan atractivo y adictivo.

Por eso recomendamos que hay que generar momentos de desconexión en la familia de manera tal de encontrarse y fortalecer los vínculos intrafamiliares que son el mejor antídoto para todas las dificultades de la vida.

Generar instancias de “desconexión” para encontrarse con la familia, especialmente a la hora de la cena. Es un tema de educación  desde pequeños que implica hablar sobre los riesgos de los encuentros con extraños y de compartir información en línea. Mas que control, que cada vez es mas difícil porque los celulares permiten el acceso a los chicos a todo, lo que conviene es conversar sobre lo que los hijos hacen en las redes sociales, qué publican y de qué manera lo hacen para orientarlos al respecto.

5) ¿Cuáles son los principales peligros que pueden enfrentarse los niños y jóvenes en las redes sociales?

 En el caso de los adolescentes y las redes sociales básicamente se pierde el tiempo, pero las consecuencias no son tan graves, salvo cuando hablamos de encuentros con extraños sin tomar las precauciones del caso. Puede afectar sobre todo a la familia, al diálogo  y a las actividades de las personas cercanas que empiezan a quedar en un segundo plano. Los cercanos empiezan a quedar lejanos, invisibilizados por la conexión social que ofrecen las redes.

En el caso de los niños, los riesgos principales son el tipo de información  que consumen, los contenidos inapropiados para la edad  y los contactos con extraños a través de distintas plataformas.

 6) ¿Se le puede prohibir a un joven el uso de una red social?

 No sería algo recomendable, salvo que estemos hablando de redes que no sean recomendables, como por ejemplo Kiwi que es una red de preguntas y respuestas que suele traer aparejados problemas ya que se puede atacar desde el anonimato.

7) ¿Qué es el ciberbullyng y cómo detectar si un joven lo está sufriendo?

 El ciberbullying ―o acoso en la red― describe algo que ya ocurría antes, pero que con la tecnología se ha potenciado. Los dispositivos permiten nuevas acciones, como por ejemplo el escudo del anonimato para actuar impunemente y atacar a otras personas a través  del uso de tecnología. El ciberbullying puede incluir hablar mal de las personas, acosar, difundir rumores falsos, atacar a través de fotos o videos trucados o develar intimidades de las víctimas. Agregarle texto o algún efecto a una foto es parte de lo que puede ser eventualmente utilizado para llevar a cabo ciberbullying utilizando la volatilidad de redes como Snapchat como escudo protector.

 El bullying, que era territorio masculino, se ha feminizado con el advenimiento de las tecnologías que les permiten a las chicas “poder ser malas” sin dejar huella. Y todo esto, muchas veces, acontece desde las habitaciones juveniles que se han tecnificado de una manera impresionante en la última década y, con ello, los jóvenes se han conectado al mundo, no importa el lugar donde residan materialmente.

8) ¿Cuáles son los principales motivos por los cuales los jóvenes han dejado facebook y migraron a otras redes como Instagram y Snapchat?

Facebook se ha transformado en una plataforma familiar, donde tres generaciones comparten fotos,  contenidos, noticias y eventos. De una investigación que hemos llevado a cabo, se desprende que el porcentaje de chicos que tiene a ambos padres como amigos llega al 57% y solo el 10% no tiene a ninguno de sus padres en esa red social como amigo. Los chicos quieren interactuar en espacios donde sean jóvenes

Snapchat es una de las redes más utilizadas por los jóvenes en la actualidad. Ellos han buscado su espacio apartado de los adultos y han migrado a esta red basada en lo efímero, donde las fotos o los videos cortos desaparecen luego de no más de diez segundos. En una investigación en curso aquí en Uruguay, menos del 5% de los padres de chicos adolescentes son usuarios de Snapchat. Esta red transcurre por fuera del alcance de los adultos. Escapa al control de los padres tanto a la hora de abrir la cuenta como del manejo de la contraseña. Los dispositivos móviles  han herido de gravedad al control parental.

Snapchat es la red casual, por excelencia. Las fotos que allí circulan no son ni de cerca tan editadas como lo sería una selfie en Instagram, por ejemplo. Snapchat es también la red donde aparece lo más espontáneo de los chicos. Muchas veces la broma, la burla, el medirse con los otros, se traduce en fotos que “hablan” de terceros.

Si bien Snapchat es una aplicación para fotos o videos, la app propone el agregado a la foto, es su affordance, en inglés, aquello que la aplicación promueve, invita  a hacer. Fotear con Snapchat quizás no sea solo “tomar fotos” sino también hablar con fotos de uno y también de los otros y por qué no a los otros desde una cuenta anónima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s